FÁCIL LIMPIEZA

Las piezas estancas y de diseño orgánico que genera la técnica Flexyskin facilitan una limpieza frecuente. Su proceso de mantenimiento está certificado bajo la norma UNE-EN 12720.