ECOLÓGICO

La materia prima de la espuma de poliuretano que emplea la técnica Flexyskin procede de residuos vegetales y es un material ecológico certificado por REDcert.